Posts Tagged 'conciliación'

10 años más para la igualdad

Partiendo del artículo 14 de la Constitución Española, que proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo, el 23 de marzo de 2007 se publicó la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. La semana pasada se cumplió una década de su publicación, un aniversario bastante más discreto que el revuelo mediático que supuso su aprobación.

Más allá de las confrontaciones políticas, parte de la sociedad española no entendía en 2007 la exigencia de hacer una ley orgánica sobre un principio que ya recogía la Constitución. Especialmente en lo que se refería a medidas de discriminación positiva en favor de las mujeres. Sin embargo, diez años después el debate rebasa la necesidad de la misma y se centra en el largo camino que aún queda por recorrer.

Uno de los aspectos que manchó más páginas en los diarios fue la obligación de las listas electorales paritarias. La norma, que marcaba un máximo del 60% de personas del mismo sexo por lista, entró en vigor a escasos dos meses de las elecciones municipales de 2007, lo que generó una gran controversia en el establishment político.

La ley prestaba especial atención a la corrección de la desigualdad en las relaciones laborales, reconociendo el derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Este interés quedaba patente en los permisos de maternidad y paternidad.

Se ampliaba el permiso de maternidad en dos semanas para los supuestos de hijos con discapacidad y se flexibilizaban las horas de lactancia o la reducción de la jornada laboral. Sin duda, el permiso de paternidad supuso una de las medidas más innovadoras para la conciliación, fijándolo en trece días y ampliable en caso de parto múltiple.

Las empresas de más de doscientos cincuenta trabajadores tendrían que elaborar y aplicar planes de igualdad en los que se equipararían sobre el papel a mujeres y hombres en acceso al empleo, formación, retribución o conciliación. Desafortunadamente las expectativas se han incumplido.

En general la sociedad, y especialmente las empresas, se encuentran obligadas a acatar este cambio e introducir en sus estructuras de negocio principios de Responsabilidad Social Empresarial sin tener siquiera conocimiento de su significado.

La fuerte crisis económica sufrida también en esta década y la falta de madurez de la sociedad han ralentizado la evolución de esta ley, aunque no cabe duda que su promulgación ha significado un antes y un después en la sociedad española.

El sello de la discapacidad organizada, Bequal

Desde el año 2012 existe una acreditación que distingue a aquellas empresas que desarrollan e implementan unos estándares socialmente responsables con las personas con discapacidad: el sello Bequal.

La idea consiste en que las entidades incorporen a su estrategia de responsabilidad social empresarial políticas en el ámbito de la discapacidad. Se busca incrementar el nivel de empleo y la calidad de los mismos para este colectivo.

Sello Bequal

La obtención del sello depende del cumplimiento de una serie de parámetros categorizados en siete ítems, más uno de libre criterio: Estrategia y Liderazgo, Gestión de Recursos Humanos, Accesibilidad, Comunicación, Clientes, Acción social y Compra responsable.

Actualmente existen tres niveles en la obtención de esta distinción: Bequal, Bequal Plus y Bequal Premium, pudiendo obtener el mínimo cumpliendo con la LISMI en materia de empleo y con una serie de exigencias en las categorías de Recursos Humanos, Accesibilidad y Estrategia y Liderazgo.

Como no podía ser de otra manera, detrás de esta iniciativa se encuentran el CERMI, la Fundación ONCE, FEACEM y la Fundación Seeliger y Conde. Las bases de este sello se fijaron en la Guía de RSE-D que la Fundación ONCE edito en el año 2009.

Cuantas más empresas acrediten la obtención de la distinción Bequal, más ganará la sociedad.

Verano, la estación de la conciliación

La conciliación laboral y familiar tiene más protagonismo en la temporada estival. Durante el invierno la vida es muy ordenada y más monótona, pero en verano llegan las vacaciones escolares. Las familias necesitan rehacer sus horarios para adaptarse.

Y llegaron los remedios. Primero fueron las jornadas intensivas, y ahora el teletrabajo. Las TIC hacen posible que esta última forma de trabajo que permite a los empleados producir desde casa, puedan estar pendientes de sus familias.

Muchos son los beneficios que sacamos de esta práctica (directos e indirectos), como son el ahorro del tiempo de desplazamiento, con lo que se produce menos contaminación, y el ahorro de energía que consume el trabajador en su puesto, y por otro lado está la mayor eficiencia y rendimiento que producen un estado de ánimo positivo.

La RSE se preocupa por los intereses sociales y medioambientales, que repercutirán de forma directa en la empresa. Los valores sobre los que se sustenta la empresa del futuro son la eficiencia, conciliación laboral y familiar, uso de las TIC, desarrollo sostenible, entre otros. Orientados a conseguir unos resultados positivos para todos (salud y bienestar, sin límites de barreras geográficas, menor exclusión social por discapacidad, conciliación de vida).

Hoy el teletrabajo funciona en el 56% de las empresas de la Unión Europea, según informa el Libro Blanco del Teletrabajo en España publicado por la Fundación MásFamilia

Os dejamos el enlace para que le echéis un vistazo al estudio publicado en el libro.

http://www.teledislab.es/descargas/libroblancoteletrabajoespana.pdf

¿Mejora el ‘After Work’ la conciliación laboral?

Ayer leímos la siguiente noticia en una edición digital, Más de 11,5 millones de españoles practicaron ‘After Work’ en 2011, un millón y medio más que en 2010’ . Las nuevas tendencias sociales están cambiando. Antes la rutina era, entre semana, de casa al trabajo y del trabajo a casa o tomar algo rápido en el bar del al lado del trabajo, hoy priman las relaciones sociales con el entorno (amigos, compañeros de trabajo, familia…).

Image

La revista Vanitatis  hace un año nos hablaba del boom del After Work, de sus orígenes y concepto. Es una tendencia de estilo neoyorkina en la que los trabajadores de las grandes empresas, después de trabajar todo el día encerrados en sus despachos, se reunían en el bar de la esquina para desconectar del estrés de la oficina antes de llegar a casa, y lo hemos visto reflejado en muchas series de televisión, como por ejemplo Ally McBeal, en la que se los compañeros se encontraban al salir en el ‘Martini Bar’. Música tranquila, colores neutros, luces suaves y asientos cómodos son los requisitos.

Nosotros queremos ir más allá, ¿qué hay de los beneficios que reporta un encuentro extralaboral en una jornada de trabajo? Conocer a los compañeros en un entorno distinto al de fortalece las relaciones entre colegas de profesión, y el resultado es productivo en el trato en el puesto de trabajo. Es importante dedicarle tiempo a la conciliación de las personas con las que pasas el mayor tiempo entre semana. Esto es lo que dice Enrique Rojas, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Extremadura . Conclusión, “El After Work mejora el rendimiento laboral”.

Internet, reciclaje y responsabilidad social

Gracias a Internet hoy tenemos acceso a cualquier tipo de información. Pero esto no queda aquí, la comunicación es bidireccional, igual que nos ofrece conocimientos, nosotros podemos crearlos, o incluso reciclarlos. Es difícil de calcular el número de blogs activos que existen en la actualidad en el mundo, pero lo que sí sabemos es que para crear un post hacen falta datos, fuentes, de las que nos enriquecemos y cogemos trocitos para hacer nuestra propia creación.

Todos los que nos dedicamos a hacer crecer, difundir, crear, compartir responsabilidad social, encontramos en la red el canal más propicio para comunicarnos.

Lo primero que conocemos en la historia del reciclaje es de 1690 en Estados Unidos, donde la familia Rittenhouse utilizaba su fábrica para transformar trozos de tela y algodón y convertirlos en papel (Ackerman, Frank. (1997). Why Do We Recycle?: Markets, Values, and Public Policy). Desde entonces el reciclaje ha avanzado y se ha extendido a numerosos campos (vidrio, plástico, madera…) y hasta se ha puesto de moda.

A través de Internet podemos aprender a reutilizar y sacarle partido a muchos materiales, pero también a informaciones. Los temas que llegan a oído de la sociedad antes han surgido de forma individual y por su interés, se han ido extendiendo.

Lo mismo sucede con la responsabilidad social, antes ha tenido que existir una responsabilidad individual. Este compromiso particular del que hablamos nace de la preocupación por el buen futuro de la sociedad (medio ambiente, conciliación, sostenibilidad, etc.), y poco a poco con la ayuda de Internet se está consiguiendo que personas de distintas partes del mundo con intereses afines estén en contacto.

En esto consiste la responsabilidad social, en extender a la sociedad el compromiso individual para hacerlo común.  


Movimiento slow

La tendencia slow fue fundada por el italiano Carlo Petrini (ver Wikipedia) en el año 1986. Tras presenciar la apertura de un restaurante de comida rápida en la Plaza de España de Roma, se planteó iniciar un cambio. En primer lugar creó el término “slow food” y desde ahí se fueron generando distintos conceptos que hoy engloban el movimiento slow.

El rápido ritmo de vida al que nos hemos habituado conlleva una situación de estrés constante,  en el que siempre tenemos prisa, comemos rápido, de casa a la oficina y de la oficina a casa, sin tiempo para relacionarse y menos para descansar. Diagnósticos como “crisis de ansiedad”, “colon irritable”  o “hipertensión” son ya unos habituales de las consultas de los médicos de la mayoría de países desarrollados.

El movimiento slow se crea con la intención de desacelerar esa tensión constante sin eliminar lo ya construido, lo que significa crear hábitos de vida saludable que se adapten a nuestro entorno -como por ejemplo ir caminando al trabajo, dedicar tiempo para la comida, consumir productos naturales y fomentar el consumo de lo autóctono.

La filosofía slow ha dado lugar además al turismo slow y la citta slow, en los que el fin común es la desaceleración y la reflexión, tomando una actitud lenta en la que se disfruta más de las cosas y de las personas.

Quitaos el reloj por un día y disfrutad del momento, Carpe Diem.

Para más información: http://movimientoslow.com/es/filosofia.html

Los empleados: objetivo principal de la RSC en la empresa

Esta semana hemos hecho una encuesta con la pregunta: “¿En qué ámbito de la empresa crees que es más importante la práctica de la Responsabilidad Social Corporativa?”. Los resultados de la participación han sido notables y esclarecedores.

Con un 65,28% de los votos, parece estar bastante claro que los empleados deben ser la principal preocupación para las empresas en materia de Responsabilidad Social, seguidos con bastante diferencia por el medio ambiente (18,06%). En última posición han quedado clientes (11,11%) y proveedores (5,56%) respectivamente. Las conclusiones, podrían parecer lógicas en primera instancia pero hagamos una lectura más profunda.

Para empezar, estamos en una época difícil, no solo para los ciudadanos sino también  para los empresarios. El hecho de que las personas deban ser la principal preocupación en una compañía es un claro reflejo de ello. Podríamos interpretar este resultado muy positivamente por diversas razones. La principal, porque se va clarificando el concepto de Responsabilidad Social entre la población, dejando entrever que sus ámbitos de aplicación no se deben concentrar solamente en la sostenibilidad y las acciones sin ánimo de lucro. La RSC es mucho más. Si somos más responsables con los conceptos de igualdad, conciliación o incluso fomento de un mejor ambiente laboral nuestros empleados percibirán estas buenas prácticas como un esfuerzo por hacer de la empresa un lugar mejor y actuarán en consecuencia. Además, según los datos de la encuesta, el medio ambiente es otro tema candente que merece un trato especial, interpretándose que la sociedad vive concienciada de la necesidad de un cambio y que de ese cambio deben participar también las compañías.

Desde Fundación Sando valoramos muy positivamente estos resultados y  pensamos que el respeto y cuidado del medio ambiente  puede –y debe ir asociado tanto a la filosofía de recursos humanos como a las relaciones con clientes y proveedores. Todos los grupos de interés merecen recibir un trato responsable.


Síguenos en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

Autor

Nos interesa