Posts Tagged 'construcción'

Patentan un sistema para prevenir accidentes laborales en plataformas elevadoras

Hace unos meses nos hacíamos eco del proyecto de investigación SAFE-PEMP, una iniciativa para crear un dispositivo que evitara accidentes en Plataformas Elevadoras Móviles de Personas (PEMP), cada vez más utilizadas.

Meses después, el consorcio formado por las empresas Sando, DtekUniversidad de Málaga la  ha logrado patentar un modelo de utilidad denominado: “Cesta de seguridad para plataformas elevadoras”. Este sistema reduce el riesgo de colisión y caída dentro de estas máquinas mediante la señalización y alerta a los responsables de la obra ante la falta de sujeción del trabajador o ante el riesgo de colisión.Técnicos-instalando-dispositivo-SAFEPEMP

Como explicábamos anteriormente, si un operario accede a la cesta sin el obligatorio anclaje del arnés, se activa una alarma acústica y luminosa de advertencia y, si esta situación continúa, el dispositivo alerta automáticamente a los responsables de la obra a través de un correo electrónico. Asimismo, si durante el desplazamiento de la canasta se aproxima demasiado a algún obstáculo, el sistema avisa al operario con una alarma acústica y luminosa simultánea.

El dispositivo patentado emplea sensores móviles, radiofrecuencia y ultrasonidos, resistentes a las inclemencias medioambientales y agresiones externas. Habrá que esperar a ver si los fabricantes de este tipo de plataformas las incluyen en su proceso de fabricación.

Investigación para evitar accidentes laborales en plataformas elevadoras

Si cuando pasamos por delante de la obra de construcción de un edificio miramos con detalle, nos daremos cuenta de que cada vez se ven menos andamios. Y es que paulatinamente se han sustituido por Plataformas Móviles Elevadoras de Personas, o coloquialmente, PEMP.

La comodidad, versatilidad y reducción de costes ha hecho que se impongan las PEMP, aunque esto no quiere decir que sean más seguras. El consorcio formado por las empresas Sando, Dtek y la Universidad de Málaga ha culminado un proyecto de investigación, denominado SAFE-PEMP, con un prototipo que procura minimizar y reducir los riesgos laborales graves en trabajos con PEMPs.

El sistema ideado, que está en proceso de patente, se compone de sensores móviles, radiofrecuencia y ultrasonidos, y puede adaptarse a cualquier tipo de máquina elevadora de personas. Su funcionamiento principal se realiza mediante dos sistemas: sujeción y anticolisión.

Prueba del prototipo SAFE-PEMP

El primero de ellos, se activa cuando el operario entra en la canasta de la plataforma y el sistema detecta si ha anclado el obligatorio arnés de seguridad. Transcurridos unos segundos sin haber realizado el anclaje del arnés, el sistema actúa mediante la señalización de una alarma acústica y luminosa, y avisa al propio operador de la plataforma. Si esta situación persiste unos segundos más, de forma totalmente automática, el dispositivo envía un correo electrónico a los teléfonos móviles de los controladores de actividad a pie del centro de trabajo.

Por otro lado, el sistema anticolisión funciona como los sensores de aparcamiento de los vehículos, y detecta la presencia de obstáculos que puedan quedar fuera del campo de visión cuando la cesta se desplaza. De esta forma, cuando se acerca demasiado, el prototipo acciona la señalización al propio operador de la plataforma mediante una alarma acústica y luminosa simultánea.

Invertir en investigación es fundamental hoy día y más si está relacionado con la salud laboral. Esperemos que este prototipo se estandarice y venga “de serie” en todas las plataformas elevadoras.

Eficiencia energética por decreto

A mediados de abril se publicó el Real Decreto 235/2013 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, o dicho de otra manera, que desde el 1 de junio todas las viviendas en venta o en alquiler deben disponer de un certificado de eficiencia energética para poder ser arrendadas.

La nueva normativa se hace eco de la directiva 2010/31/UE  del Parlamento Europeo y del Consejo del 19 de mayo de 2010, de obligado cumplimiento. Los requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios no se incluyen en este real decreto, ya que se establecen a través del Código Técnico de la Edificación, que es el marco normativo que regula las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad.

imagenes_CertificacionLogo3La medida, desde el punto de vista medioambiental, incentivará la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía. Las emisiones de CO2 se controlarán también en esta certificación, ya que, los edificios obtendrán una calificación en función de su ratio de emisiones. Sin embargo, existe una controversia en la sociedad a cerca del gasto adicional que supone para los propietarios de las viviendas.

Uno de los aspectos más interesantes del decreto lo constituye el concepto de edificios de consumo de energía ‘casi nulo’ que recoge la disposición adicional segunda del citado decreto: “Todos los edificios nuevos que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 serán edificios de consumo de energía casi nulo (…) Todos los edificios nuevos cuya construcción se inicie a partir del 31 de diciembre de 2018 que vayan a estar ocupados y sean de titularidad pública, serán edificios de consumo de energía casi nulo”.

Esperemos que para 2020, como fija el decreto, la eficiencia energética sea una realidad y se tienda hacia la autosuficiencia en cada edificio.

Medidas preventivas ante el calor en los trabajos de construcción

El golpe de calor o insolación es la consecuencia más grave del exceso de calor. Es la elevación de la temperatura corporal por encima de lo normal, llegando a situarse entre los 39 y 41 ºC. Puede producir graves daños dado que muchos órganos corporales dejan de funcionar correctamente a estas elevadas temperaturas. El cerebro es especialmente sensible, pudiendo llegar a sufrir daños irreversibles en casos muy extremos.

Una de las características inherentes al mundo de la construcción es que sus trabajos, por lo general, se desarrollan a la intemperie. A ello hay que añadir que en los últimos años en nuestro país se vienen produciendo en verano altas temperaturas ambientales, no habituales, que podrían ser calificadas como auténticas olas de calor.

El calor puede llegar a ser un riesgo serio, ya que unas condiciones ambientales capaces de imponer una importante carga calórica dificultan el mantenimiento del equilibrio térmico del cuerpo. Durante períodos extremadamente calurosos aumenta el número de enfermedades originadas por sus efectos, que actúan directamente sobre varios factores como el déficit progresivo de líquidos del cuerpo, pérdida del apetito (y posiblemente deficiencia de sal), etc.

Durante los períodos de calor excesivo hay que reducir las actividades inusuales o que requieren grandes esfuerzos corporales. El sueño suficiente y la buena nutrición son importantes para mantener un alto nivel de tolerancia al calor. Los trabajadores que corren más riesgo por las enfermedades derivadas del calor son los obesos y las personas mayores.

Medidas preventivas

Para evitar el golpe de calor y sus consecuencias, deben considerarse los siguientes consejos:

– Tomar agua: Para contrarrestar las afecciones asociadas con la deshidratación excesiva del cuerpo, se debe tomar bastante cantidad de líquido para contrarrestar las pérdidas producidas por transpiración; del orden de un par de litros diarios. La bebida más recomendable es el agua no carbónica, y a ser posible que no supere los 15 ºC. Nunca se debe beber alcohol ni bebidas estimulantes, en particular bebidas con cafeína. Se debe beber antes de sentir sed, cuando ésta aparece, ya empezamos a estar deshidratados.

– Ropa protectora: La radiación solar puede provocar en exposiciones largas y frecuentes la aparición de enfermedades graves de la piel, por lo que es fundamental protegerse mediante la ropa y el empleo de cremas protectoras de tipo hipoalergénicas y de protección total, tanto en la cara como  en los brazos. No es conveniente quitarse la camisa, dado que ésta retiene la humedad necesaria para la autorregulación, y desaparecería al quitarla. Evidentemente, trabajando al sol hay que protegerse la cabeza (gorra o casco en caso de riesgo de golpe en el cráneo).

– Duración de las exposiciones: Para evitar exposiciones prolongadas al sol durante el trabajo, los empleados deben, cuando sea posible, distribuir el volumen de trabajo e incorporar ciclos de trabajo-descanso. Estos ciclos permiten al cuerpo eliminar el calor excesivo, disminuir la producción del calor interno, y proveer más circulación de sangre en la piel.

– Alimentos adecuados y ligeramente salados: Se deberá evitar comida que tenga mucha grasa, dado que la ingestión de ésta proporciona muchas calorías y eleva la temperatura corporal. Tampoco resulta conveniente tomar comidas muy calientes, que proporcionan más calor al organismo. Lo más adecuado es alimentarse a base de alimentos vegetales naturales crudos (ensaladas, frutas o verduras). Asimismo, deben suministrarse al organismo las sales que pierde con el sudor, tomando para ello comidas ligeramente saladas, así como bebidas que contengan cloruro sódico o añadiendo al agua un poco de sal (aprox. siete gramos de sal por litro).

Fundación Sando premia a los universitarios en las Jornadas de Puertas Abiertas de la UMA

Hoy llega a su fin las Jornadas de Puertas Abiertas de la Universidad de Málaga. Como os contábamos en el anterior post, Fundación Sando ha participado como en años anteriores con la creación de un concurso de construcción de estructuras con materiales reciclables y sostenibles.

Muchos han sido los alumnos de la UMA que se han animado a participar en esta edición, con composiciones originales y muy estudiadas. Todas cumplían con los valores con los que se identifica la fundación como son el trabajo en equipo, la responsabilidad, sostenibilidad y el fomento de la creatividad, entre otros.

Tras una difícil deliberación, finalmente se han seleccionado estas tres estructuras.

Fundación Sando en las Jornadas de Puertas Abiertas de la Universidad de Málaga

Esta semana una representación de las facultades de la Universidad de Málaga están instaladas en el  Pabellón de Deportes de Teatinos, en las octavas Jornadas de Puertas Abiertas que dicha universidad organiza anualmente. El objetivo es proporcionar a los futuros universitarios información  sobre las titulaciones y los servicios que oferta la UMA a través de stands, charlas y visitas.

Fundación Sando   un año más participa en las actividades planificadas para estos días con un concurso orientado a promover la creatividad, el trabajo en equipo, la sostenibilidad y la responsabilidad con la sociedad. El objetivo que deben superar los participantes es conseguir la mejor construcción de estructuras de puentes, edificios, presas, aeropuertos, etc. realizada con listones de madera y cola, materiales reciclables y sostenibles.

La Fundación premiará al ganador con un equipo Home Cinema inalámbrico con un reproductor de DVD, que será entregado el último día de estas jornadas informativas.

Dentro de la política de Fundación Sando está el apoyo a los jóvenes para su formación, que junto al compromiso, el desarrollo sostenible, la preocupación por el medio ambiente, la seguridad y salud de los trabajadores y la integración de discapacitados, son las características que definen su esencia y forma de ser.

 

Fundación Sando en las Jornadas Puertas Abiertas UMA 2011:

https://fundacionsando.wordpress.com/2011/04/06/en-una-constructora-hay-algo-mas-que-palustres/

http://www.fundacionsando.com/pagina/noticias/60/Fundaci%C3%B3n+Sando+imparte+en+Destino+UMA+dos+conferencias+sobre+las+profesionalizaci%C3%B3n+de+la+construcci%C3%B3n

No pagues consecuencias innecesarias

En el ámbito de la prevención se forma e informa, aconseja, cuida, preocupa, gestiona, busca mejoras…

Los trabajos de construcción implican mucho riesgo físico y han de estar preservados al milímetro. La obligación del empresario es tener debidamente formados e informados a sus trabajadores, cuidados y protegidos, pero si los propios aludidos no ponen en práctica las medidas de prevención, al final, son ellos mismos los que pagan las consecuencias más duras y directas.

Muchos piensan que si sucede algún accidente laboral, el que asume las cargas es el empresario, pero no son conscientes de que  el que paga las consecuencias es el propio trabajador, el que se queda con secuelas, al que le cambia la vida y la de su familia. Por eso, igual que hemos aprendido a ponernos el cinturón de seguridad en el coche y el casco en la moto, y cada vez hay más cultura preventiva en cuestiones de conducción, es imprescindible aprender a ponerse el casco, el arnés, las cuerdas, chalecos reflectantes, etc. en los trabajos de obra.

En Fundación Sando apostamos por crear cultura preventiva entre los trabajadores del sector. Por eso, con la tercera edición del Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en la Construcción, celebrado la semana pasada en Málaga, colocamos nuestra piedra para seguir contribuyendo en la mejora, innovación e información, porque “es mejor prevenir que curar”.

 


Síguenos en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

Autor

Nos interesa