Posts Tagged 'responsable'

Internet, reciclaje y responsabilidad social

Gracias a Internet hoy tenemos acceso a cualquier tipo de información. Pero esto no queda aquí, la comunicación es bidireccional, igual que nos ofrece conocimientos, nosotros podemos crearlos, o incluso reciclarlos. Es difícil de calcular el número de blogs activos que existen en la actualidad en el mundo, pero lo que sí sabemos es que para crear un post hacen falta datos, fuentes, de las que nos enriquecemos y cogemos trocitos para hacer nuestra propia creación.

Todos los que nos dedicamos a hacer crecer, difundir, crear, compartir responsabilidad social, encontramos en la red el canal más propicio para comunicarnos.

Lo primero que conocemos en la historia del reciclaje es de 1690 en Estados Unidos, donde la familia Rittenhouse utilizaba su fábrica para transformar trozos de tela y algodón y convertirlos en papel (Ackerman, Frank. (1997). Why Do We Recycle?: Markets, Values, and Public Policy). Desde entonces el reciclaje ha avanzado y se ha extendido a numerosos campos (vidrio, plástico, madera…) y hasta se ha puesto de moda.

A través de Internet podemos aprender a reutilizar y sacarle partido a muchos materiales, pero también a informaciones. Los temas que llegan a oído de la sociedad antes han surgido de forma individual y por su interés, se han ido extendiendo.

Lo mismo sucede con la responsabilidad social, antes ha tenido que existir una responsabilidad individual. Este compromiso particular del que hablamos nace de la preocupación por el buen futuro de la sociedad (medio ambiente, conciliación, sostenibilidad, etc.), y poco a poco con la ayuda de Internet se está consiguiendo que personas de distintas partes del mundo con intereses afines estén en contacto.

En esto consiste la responsabilidad social, en extender a la sociedad el compromiso individual para hacerlo común.  


La RSC de los medicamentos

¿Qué se hace con los medicamentos que sobran después de un tratamiento, las medicinas caducadas o empezadas cuando ya no les vas a dar más uso? Su composición química hace que podamos prevenir o paliar enfermedades, pero si acabamos sin darle uso y acumulándolos, se convierten en residuos perjudiciales para el medio ambiente que probablemente acaben en la basura. De hecho, el Plan Nacional Integrado de Residuos 2007-2015 especifica que los medicamentos son residuos domésticos especiales y algunos compuestos farmacéuticos incluso forman parte de la listas de residuos peligrosos.

En el año 2001 se empezó a poner solución a este problema, fue creado el Punto SIGRE, implantado en las farmacias para garantizar la correcta gestión medioambiental de los envases y restos de medicamentos de origen doméstico.

SIGRE persigue un doble objetivo:

El medioambiental: reduciendo los perjuicios medioambientales que los envases y restos de medicamentos pueden ocasionar, mediante la prevención de los residuos en origen y el correcto tratamiento medioambiental de los residuos generados.

El sanitario: favoreciendo la no acumulación de medicamentos en los hogares y sensibilizando al ciudadano sobre los riesgos sanitarios derivados del uso inadecuado de los mismos.

Como indican en su web, es una entidad comprometida con el desarrollo sostenible y se encargan de gestionar el tratamiento de los medicamentos desde su recogida. Os dejamos  un enlace práctico para que conozcáis su labor de responsabilidad social y medio ambiental y cómo podemos colaborar los ciudadanos: http://www.sigre.es/Ciudadanos/

Reutiliza y recicla: Jabón casero

La semana pasada os proponíamos en nuestro blog consejos para hacer una cocina ecológica y sostenible, tanto en el aprovechamiento de los recursos naturales como para la reutilización. Uno de consejos que os dimos fue ‘fabrique su propio jabón’, aprovechando el aceite desechado al cocinar.  Aquí os presentamos la forma de hacer jabón casero.

Ingredientes y materiales (pueden variar las proporciones):

– Recipientes de barro, metal o cristal o cubetas de plástico resistentes al calor

– Una cuchara de madera

– 3 litros de agua

– 3 litros de aceite (usado de freír)

– 500 gramos de sosa cáustica

– Guantes de látex, mascarilla y gafas protectoras

Antes de nada debemos colocarnos los guantes, la mascarilla y las gafas protectoras, ya que los vapores que desprende la sosa cáustica en su reacción con el agua son irritantes, y en ningún caso debe entrar en contacto directo con la piel.

Comenzamos, echa en un recipiente resistente al calor la sosa cáustica y añade el agua con mucho cuidado y remover con una cuchara de madera.

Añade, poco a poco, el aceite sin dejar de mover durante una hora aproximadamente. La mezcla estará lista cuando se haya condensado y esté de color blanquecino. Para que sea jabón aromático lo puedes añadir alguna esencia, gel de aloe, miel…

Vierte el contenido en los moldes que desees utilizar y a esperar varios días hasta su solidificación.

Después, desmoldar, cortar y listo para su uso.

Os dejamos un video para que veáis el proceso:

http://www.youtube.com/watch?v=DgoZrWYDaPQ&feature=related

Qué haces tú para ahorrar agua

Según AEMET hemos entrado en un período de “sequía meteorológica”.  Toca cuidar más que nunca de este recurso natural. Debido a la falta de lluvias estos últimos meses, la situación de escasez de agua en  España comienza a ser preocupante y si no aumentan los niveles pronto, se verán seriamente afectados embalses, cultivos, regadíos, ríos, fauna, flora y hasta el aire que respiramos.

La falta de agua nos atañe a todos, por eso debemos ser conscientes de los usos que hacemos en nuestro día a día, sabiendo cómo sacar mayor partido a cada gota.

Muchas comunidades y ayuntamientos han puesto en marcha campañas para el correcto aprovechamiento de este recurso, ofreciendo consejos y trucos para ahorrar. Un ejemplo es la iniciativa emprendida por el Canal de Isabel II en Madrid  “El valor de cada gota”; o la de Fundación Eroski  “Gota a gota ganamos todos” 

Os invitamos a que compartáis vuestros trucos sostenibles para ahorrar agua. Porque es cuestión de todos.

Y tú, ¿cómo ahorras agua?

 


De dónde surge la RS

Ya a principios del siglo XX se veía cómo expertos en comunicación dejaban el papel de persuasores para ayudar al buen entendimiento de la sociedad, sobre todo con las empresas. Personajes como Ivy Lee o Eduard Bernays fomentaron este enfoque social ayudando a establecer relaciones de interés recíproco, promoviendo las relaciones mutuamente beneficiosas entre la sociedad y la empresa. Así, sin darnos cuenta, se  comienza a perfilar la RSC.

Le definición que hace la Comisión Europea es la siguiente: “La RSC se entiende como la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores.”

Ética, confianza y  transparencia son las bases que debería tener cualquier enditad con la sociedad. Hace ya 46 años fue aprobado el Código Atenas por la CERP (primera asociación europea de relaciones públicas), presidida por Lucien Matrat en Grecia. Este código establece las bases éticas que deberán establecerse entre las relaciones públicas y sus públicos. Otro ejemplo de cómo la historia ha ido asentando las bases para la creación de la RSC.

Hoy día la responsabilidad social es un elemento constitutivo fundamental de la cultura corporativa o empresarial, ya no sólo se trata de “cumplir” con la empresa o alcanzar los objetivos de marketing.

A raíz de esta nueva forma de relacionarse, además de la RSC, han surgido otras como son, la responsabilidad social con el ciudadano (RSCI), inversión socialmente responsable (ISR), responsabilidad social individual (RSI). Todas en beneficio del entorno y las personas.

En resumen, ser socialmente responsable es un compromiso que se adquiere con la sociedad, el planteamiento de unos objetivos éticos, la preocupación por el medio ambiente y, al fin y al cabo, una actitud.

 

Premio Ejecutivos a la Mejor Empresa en Prevención para Sando

La prevención es uno de los aspectos más serios dentro de una empresa. Una máxima que debe prevalecer desde la Dirección hasta la última unidad laboral de una compañía. En ese sentido, la revista Ejecutivos ha reconocido el esfuerzo realizado por Sando en los últimos treinta y cinco años en prevención de riesgos laborales y le ha entregado el premio a la Mejor Empresa en este sentido.

 La revista ha valorado su actitud en RSC: “Consciente de su Responsabilidad Social Corporativa, quiere seguir aportando todos los recursos que permitan la mejora permanente de la acción preventiva, con el fin de elevar el nivel de protección, la seguridad y la salud de todos sus empleados y colaboradores”.

 

Sando ha sido galardonada en varias ocasiones por sus políticas en prevención. En 2009 le entregaron a Fundación Sando el Premio Prever 2008, concedido por el Consejo General de Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. Asimismo, la Unión Europea le concedió en 2001 el premio SAFE a la labor en favor de la implantación de la normativa comunitaria y nacional de seguridad e higiene en la empresa.

 Aunque no hay que olvidar que este premio es sólo un paso hacia la siniestralidad cero, nunca una meta.

Hospitales socialmente responsables

Nos ha gustado mucho un artículo que leímos en la Gaceta Médica (“La RSC se afianza en los hospitales españoles, aunque falta tomar conciencia de su papel como actores sociales”) sobre la sanidad responsable, ya que la responsabilidad social siempre ha sido parte intrínseca en el servicio que ofrecen los profesionales médicos a los pacientes, precisamente por ser uno de los sectores más concienciados con el bienestar.

Además, esta responsabilidad engloba a todo el conjunto que forma parte de un complejo hospitalario, en la que desde los celadores a los médicos y demás personal que prestan servicio están implicados. Su bienestar y educación social repercute en la calidad de su trato con las personas y las instalaciones, dando como resultado final un compromiso por parte de todos que ayuda a la mayor eficiencia y aprovechamiento de recursos.

Y para nuestra grata sorpresa, encontramos más post y artículos sobre el tema. Esta vez orientado a la comunicación 2.0.

¿Cómo afecta la Web 2.0 al uso responsable de medicamentos? En El Rincón de Sísifo podéis leer el balance de la conferencia Salud 2.0. Nuevas herramientas aplicadas a la salud.  “Actualmente, el uso adecuado de los medicamentos va mucho más allá de la mera selección de fármacos y su categorización”; “Todos los profesionales sanitarios somos gestores (trabajadores) del conocimiento, teniendo en cuenta que resolvemos (o prevenimos) problemas (de salud) mediante la creación, difusión o aplicación de información/conocimiento”. Concienciados de esto, el despliegue y alcance comunicativo que permite Internet hace posible crear una cultura sanitaria, importante para todos.

 

Os dejamos más enlaces relacionados:

¿Qué es innovador en salud y bienestar?

 Los `frikis’ ya están instalados en la industria farmacéutica


Síguenos en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

Autor

Nos interesa